Malta para gatos ¿Cuándo se usa? ¿Qué es?

malta para gatos
5/5 - (3 votos)

Nuestro gatito puede tener problemas digestivos causados por el exceso de pelo tragado durante el aseo. Un buen remedio para esto es la pasta de malta para gatos. Esto es lo que hay que saber al respecto.

Nuestro gato, como sabemos, pasa mucho tiempo al día limpiándose, pero esto puede crearle algunos problemas. La pasta de malta constituye un buen remedio para ayudar al gato contra este trastorno bastante común. He aquí una breve guía para entender cuándo es necesario dárselo al gato, en qué cantidad y qué hacer si el gato... no coopera.

Tabla de Contenido

    Limpieza de gatos

    gato limpiandose

    Lamerse y limpiarse durante varias horas del día es uno de los hábitos típicos del gato. La limpieza, casi compulsiva, es un instinto que el gato doméstico conserva en su ADN, transmitido por sus antepasados que vivían en la naturaleza.

    ¿La razón? La limpieza continua ayudaba al gato a eliminar el olor de la orina, para que no pudiera ser localizado por sus depredadores. Hoy el gato se ha convertido en nuestro pequeño tigre del salón, pero no ha perdido esta costumbre. Sin embargo, a veces esto puede crearle pequeños problemas.

    Si su gato vomita o está tosiendo

    gato vomitando

    Si has acabado leyendo este artículo es probable que hayas visto a tu gato vomitando auténticas bolas de pelo y te hayas preocupado. Este es un trastorno bastante frecuente en los gatos: al lamerse todos los días durante mucho tiempo es normal que con el paso del tiempo se acumulen bolas de pelo en el interior de su cuerpo.

    Si su gato expulsa pequeñas cantidades de pelo por vía oral y no presenta ninguna otra molestia, no se preocupe, la situación está bajo control. Pero si el pelo llega al estómago o al intestino, y el proceso digestivo no se realiza correctamente, su gato podría tener problemas: desde indigestión hasta estreñimiento, e incluso falta de apetito.

    Una solución válida es la pasta de malta para gatos. ¿Qué es? Averigüémoslo juntos.

    Qué es la pasta de malta

    pasta de malta en gatos

    La pasta de malta es un producto de consistencia muy espesa, de color marrón oscuro, que suele venderse en formato de "tubo de pasta de dientes". Pues este alimento facilita la digestión del gato, favoreciendo el paso de las bolas de pelo por todo el sistema digestivo del animal, hasta su expulsión a través de las heces.

    También puede interesarle: Por qué un gato lame al otro: las 4 razones principales

    ¿Cómo dar pasta de malta al gato?

    La respuesta a esta pregunta no es inequívoca, porque pueden darse varias situaciones. Veámoslos juntos:

    • Cuando a tu gato le gusta la pasta malteada: hablemos del mejor escenario que podría ocurrirte. A tu gato le gusta la comida, así que todo lo que tienes que hacer es... hacer que se la coma. En resumen, has tenido suerte;
    • Vigila la marca: si tu gato no come pasta malteada, antes de pasar a otros métodos, pregúntate si has comprado la marca adecuada para él, basándote también en sus gustos, que obviamente sólo tú conoces. Comprar una marca diferente de pasta malteada podría resolver mágicamente todos los problemas;
    • Mézclala en la comida: si a tu gato no le gusta la pasta de malta, puedes probar a ponérsela en la comida. La pasta de malta es muy espesa, por lo que te costará mezclarla bien con su comida, y el truco puede no funcionar;
    • Ponga la pasta de malta en una pata: si su gato no está especialmente entusiasmado con el producto, tenderá a limpiarse si se lo pone en el cuerpo (la pata es ideal), obviamente lamiéndose. Así habrá logrado su objetivo.

    Algunos consejos útiles

    gato comiendo malta

    He aquí una serie de consejos a tener siempre en cuenta:

    • Más vale prevenir que curar: Cepillar regularmente el pelo del gato ayudará a prevenir este tipo de problemas, pudiendo prescindir también de la pasta de malta;
    • Hierba gatera: entre los diversos beneficios de este producto, particularmente amado por los gatos, está el de ayudar al gato a expulsar las bolas de pelo a través del vómito, evitando que continúen la carrera en su sistema digestivo;
    • Gato de pelo corto y de pelo largo: esta es también una diferencia muy importante. El gato de pelo largo tendrá más problemas. En este caso, si se recurre a la pasta de malta, es necesario darla al menos 4 veces por semana. Para el gato de pelo corto la frecuencia se reduce a la mitad;
    • La cantidad: es suficiente para dar un poco de pasta de malta en los días fijados. En resumen, una pelota pequeña.

    Muchas gracias una vez más por leer hasta aquí y recuerda compartir en tus redes sociales amigos. Muchas gracias.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en la web. Política de Cookies