Skip to content

Enfermedades de los gatos

Las enfermedades de gatos son infecciones o enfermedades que infectan a los gatos. Algunos de estos causan síntomas, enfermedad o muerte del animal y pueden ser sintomáticos en un gato pero no en otros gatos.

enfermedades gatos

Algunas enfermedades pueden tratarse y el animal puede recuperarse por completo, mientras que otras, como las enfermedades virales, no pueden tratarse con antibióticos. Esto se debe a que los antibióticos no son efectivos contra los virus.

Las enfermedades para las que se vacuna al gato son generalmente cuatro:

  • leucemia felina FeLV;
  • panleucopenia felina;
  • calicivirus;
  • Rinotraqueitis viral felina.

Además, existen otras enfermedades, no siempre vacunadas, que afectan a los gatos, como la FIV o la FIP. Los síntomas principales , los más evidentes, son: vómitos, diarrea y picazón. Aquí hay una breve guía de algunas de las enfermedades del gato más comunes y comunes :

  • Cáncer: el cáncer es una clase de enfermedades en las que las células crecen sin control, invaden el tejido circundante y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo. Al igual que con las personas, los gatos pueden tener varios tipos de cáncer. La enfermedad puede ser localizada (confinada a un área, como un tumor) o generalizada (diseminada por todo el cuerpo)
  • Diabetes: la diabetes en los gatos es una enfermedad compleja causada por la falta de insulina hormonal o una respuesta inadecuada a la insulina. Cuando un gato no produce insulina o no puede usarla normalmente, sus niveles de azúcar en la sangre aumentan. El resultado es la hiperglucemia, que, si no se trata, puede causar muchos problemas de salud complicados para un gato.
  • Síndrome de inmunodeficiencia viral o FIV: los gatos infectados con el virus de inmunodeficiencia felina ( FIV en gatos ) pueden no mostrar síntomas hasta años después de la infección inicial. Aunque el virus es de acción lenta, el sistema inmune de un gato se debilita severamente una vez que la enfermedad se ha apoderado. Esto hace que el gato sea susceptible a diversas infecciones secundarias. Los gatos infectados que reciben atención médica y se mantienen en un ambiente libre de estrés pueden vivir vidas relativamente cómodas durante meses o años antes de que la enfermedad alcance sus etapas crónicas.
  • Leucemia felina o FeLV: el virus de la leucemia felina es un retrovirus de ARN transmisible que puede inhibir gravemente el sistema inmunitario de un gato. El FeLV en gatos puede causar la muerte
  • Peritonitis infecciosao FIP en gatos : es una enfermedad infecciosa, una peritonitis que puede provocar la muerte, causada por un coronavirus felino, que no se puede transmitir a las personas u otras mascotas. Los síntomas pueden confundirse con los de FiV o FeLV
  • Panleucopenia felina: debido al parvovirus, causa síntomas iniciales como vómitos, fiebre, anorexia, deshidratación, congestión y sequedad de la membrana mucosa, dolor abdominal, linfonoides inflamados, hasta leucopenia y diarrea. Para prevenir la panleucopenia en gatos , se puede vacunar
  • Rabia en gatos: es una enfermedad viral que afecta el cerebro y la médula espinal, predecible por vacuna, pero una vez que aparecen los síntomas, la rabia casi siempre es mortal.
  • Tiña en los gatos: también conocida como dermatofitosis, no es causada por un gusano, sino por un hongo que puede infectar la piel, el cabello y las uñas y que a menudo se propaga a otras mascotas y las infecta.
  • Calicivirosis: afecta a través del calicivirus y es contagiosa, pero sobre todo puede dar graves consecuencias y síntomas como úlceras en el paladar duro (paladar superior) y problemas de la lengua y las vías respiratorias. Se puede prevenir
  • Rinotraqueitis viral felina: extremadamente contagiosa, es producida por el virus del herpes y puede causar la muerte. Los síntomas incluyen: fiebre, tos, salivación viscosa, queratitis ulcerosa, estornudos excesivos y drenajes nasales mucopurulentos
  • Toxoplasmosis: es una enfermedad parasitaria causada por pequeños parásitos del género Protozoa Toxoplasma gondii que se transmite al ingerir ratones o pájaros infectados; Por esta razón, los más propensos a contraer esta enfermedad son los gatos callejeros y los que están acostumbrados a vivir al aire libre. La toxoplasmosis es principalmente asintomática y los síntomas pueden confundirse con otras patologías (fiebre, pérdida de apetito, pérdida de peso)
  • Gusanos intestinales: los gatos pueden adquirir una variedad de parásitos intestinales, incluidos algunos que comúnmente se conocen como «gusanos». Las infecciones pueden causar una variedad de síntomas. Algunos gusanos felinos también pueden ser peligrosos para la salud humana.

Le recordamos que no administre antibióticos de forma independiente al gato enfermo, sino que vaya al veterinario y siga estrictamente sus consejos.